Acusada de haber apoyado a un sujeto para que se robara un vehículo de un corralón, una pareja fue detenida por la Policía Municipal y turnada al Ministerio Público.

Se trata de los hermanos Porfirio Alonso y Gladys Guadalupe N. L., quienes fueron arrestados en el mismo lugar de los hechos.

El inesperado incidente ocurrió a eso de las 11:40 de la mañana del miércoles en el local de encierro denominado “El Rayo”, ubicado en el kilómetro 2 de la carretera Providencia-ejido Vicente Guerrero, “El Portón”.

De acuerdo al encargado del local de encierro, llegaron dos hombres y una mujer y uno de los tipos le grita y al aproximarse a ellos le dice que necesita sacar unos documentos de una camioneta que está depositada en ese corralón.

Había sido ingresada el pasado martes y el tipo añadió que necesitaba sacar unos documentos que se encontraban dentro para tramitar su liberación.

El denunciante le pidió una identificación y el sujeto respondió que no traía y llamó a las oficinas de la empresa gruyera para pedir autorización y se le permitiera el acceso a esa persona.

Después de que si se autorizó su entrada dijo que él era el dueño, pero verbalmente porque nunca lo acreditó con algún documento.

Una vez que logró llegar al vehículo retenido que es marca Chevrolet, línea Yukon, color negro, con placas de afiliación, vidrios polarizados, la abordó y encendió.

Enseguida se enfiló hacia la puerta de salida y el encargado corre para cerrarle la puerta, pero el tipo le aceleró para llegar más rápido a la entrada del corralón.

Mientras que la pareja que lo acompañaba y quién se había quedado afuera se encargó de abrir la puerta y de esta forma le facilitaron la huida por la referida carretera al sur rumbo a la calle Base de Providencia.

Al intervenir agentes policiacos arrestaron a la pareja y tras cumplir con todos los requerimientos para remitirlos a las autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) terminaron turnándolos a la autoridad investigadora.

Igualmente, un pick up Ford, doble cabina, color gris, en el que llegaron al referido corralón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: