Miguel Ángel Vega C. 

¿QUÉ ES MÁS CARO? ¿EL POPULISMO O LA DEMOCRACIA? LEA LAS CUENTAS 

En los cambios que propone la reforma electoral que fue enviada al Congreso de la Unión por el principal inquilino de Palacio Nacional, se propone en parte que el INE debe abaratar sus costos, porque nos está saliendo muy caro y nos parece correcto, como por ejemplo el sueldo de los consejeros que andan por las nubes, de alrededor de 300 mil pesos mensuales que nada tienen que ver con el resto de millones de trabajadores del país. O los miles de millones de pesos que le sueltan a los partidos políticos, de donde viven miles de holgazanes, sin aportar nada positivo a los mexicanos, de manera que desquiten lo que se comen. Hasta ahí todo nos parece bien con tal reforma electoral, el problema es que quien dictó, promocionó y envió esa reforma electoral al Congreso, está de lo más alejado de predicar con el ejemplo, porque nos quedamos con los ojos cuadrados al saber la forma como despilfarra el dinero en otros rubros que son meros caprichos y ocurrencias, que hasta el momento no le traen beneficios a nadie y la esperanza de que se los traigan todavía se mira muy lejana. Ejemplo sobran: Pero ahí le van los más emblemáticos: El INE nos cuesta 14 mil millones de pesos, una cantidad que nos parece exagerada, si pensamos que en el país hay muchas familias que no comen ni siquiera las tres horas del día, porque no les alcanza lo que ganan, ni siquiera sumándole las limosnas que reciben en los programas sociales. Pero nos está costando 330 mil millones de pesos, el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, canceló de un plumazo argumentando corrupción, pero después nos dimos cuenta que solo fue por resentimiento y rencor que mandó suspender la obra. Y esos 330 mil millones de pesos se componen de lo que ya estaba invertido para ser el cuarto aeropuerto más importante del mundo, y no el aeropuerto pinchurriento del AIFA que construyó y nadie lo usa, más el pago de compromisos a constructores que ya había firmados con distintas empresas. Que por cierto el AIFA nos cuenteó de que nos costaría 75 mil millones de pesos, pero a la fecha van 104 mil millones y todo indica que se gastará más, para ni siquiera ser usado, como debiera, hasta el momento. La refinería de Dos Bocas nos sale costando a la fecha 360 mil millones de pesos y sin esperanza siquiera de refinar en el corto plazo un litro de combustible, toda vez que el señor presidente la inauguró sin estar terminada, por el orgullo de inaugurarlo cuando él dijo y punto, la cual también ya se dijo que necesita meterle una millonada más para poder terminarla por allá en el 2026. O sea, otro fracaso de la 4T. Pero, a eso súmele lo que nos costó la refinería esa que compramos en Texas, que tampoco ha servido de nada hasta el momento, cuando se supone que se compró operando y que de inmediato empezaríamos a consumir gasolina producida en ella. Y a todo lo anterior súmele el caprichito de la construcción del Tren Maya que a la fecha nos ha costado 300 mil millones de pesos y cuyos beneficios vaya usted a saber hasta cuando los empezarán a recibir nuestros connacionales que viven en esa región, donde el mandatario dijo que no se tumbaría ni un solo árbol y resultó otra de sus grandes mentiras porque al decir de los informados van millones de árboles derribados. Y es que la obra se está haciendo sin el manifiesto de impacto ambiental, solo por los tanates del oriundo de Tabasco, el que ya sabemos que a él no le vengan con que la ley es la ley. Luego entonces sáquele cuentas, de todas esas obras sin sentido, mal planeadas, construidas fuera de la ley y sin objetivos claros, de no ser el populismo, donde se han gastado más de un billón de pesos y de sus resultados no se ha beneficiado un solo mexicano. Y el señor habla del INE que nos sale demasiado caro, cuando solo nos cuesta 14 mil millones de pesos, nada que ver con el billón que ha gastado en caprichos y ocurrencias, pero, además, el INE es el árbitro de la democracia en este país, que le permitió llegar al cargo al propio presidente en el 2018 y que ha sido garante de elecciones limpias sin violencia en el país. Y otro detallito más, resulta que mientras AMLO en un arranque de ira de esos que en los últimos tiempos se le han agravado, explota en contra del INE y de sus defensores, a los que llamó hipócritas, corruptazos, racistas, clasistas y cretinos, en el plano internacional reconocen el trabajo del INE, luego entonces nos queda claro que se trata de un rencor un resentimiento muy personal, que como presidente no debería de ventilarlo ante el colectivo mexicano………… Por otra parte, la que, muy en contra de su voluntad, tuvo que calmar sus ansias de hablar y hacer mutis, fue la gobernadora de Campeche, LAUYDA SANSORES, cuando un juez le envió la orden judicial para que se callara la boca y no mencionara el nombre de su compañero de partido RICARDO MONREAL ÁVILA, en su ridículo programa de “Martes del Jaguar”, que, al estilo del otro, lo dedica para puro derrochar veneno, pero nunca para buscar beneficio alguno para los mexicanos. La última que se aventó, la sucia vocera de Palacio Nacional, fue el audio donde “Alito” ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS y Monreal, hablan de un supuesto arreglo que sostuvieron para que ganara la gubernatura de Zacatecas su hermano DAVID MONREAL ÁVILA. Y lo que más le ardió a la dama, es que ya había anunciado que el pasado martes lanzaría más ataques a Monreal, respecto de la respuesta que le dio en las redes sociales, por eso de los audios, pero se tuvo que quedar con las ganas, porque le decíamos, un juez la frenó en seco……………. Y a propósito de jueces, ojalá que lo que sigue le sirva de escarmiento a esos jóvenes que todavía están a tiempo de dejar el mal camino y los que pensaban incursionar en el crimen no lo hagan. Y este caso que divulgó ayer la Fiscalía General de Justicia del Estado, a cargo de CLAUDIA INDIRA CONTRERAS CÓRDOVA, tiene algo de curioso, porque se trata de una sentencia de más de 62 años de prisión que le dieron al joven Jaziel de Nogales, por matar a dos jovencitos con una semana de diferencia. Lo curioso consiste en que él tiene 31 años de edad y por cada homicidio le dieron 31.3 años de prisión de donde se desprende que le dieron 62 años seis meses de cárcel. O sea, va a salir libre a los 93 años. ¿Los aguantará? Y cuando salga, si es que sale, ¿dónde estarán y qué será de sus familiares más queridos? Son casos conmovedores, que como le decíamos, deben servir de escarmiento a los jóvenes descarriados de la actualidad, para que enderecen su camino. Y podemos decir que a Jaziel le fue bien, porque en el peor de los casos, este tipo de jóvenes, van a parar al panteón. Ojalá pues, que tomen en cuenta esta lección de vida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: