Un empleado de Walmart en el estado de Virginia abrió fuego en la tienda el martes por la noche, dejando seis muertos, informó la policía el miércoles. El atacante también falleció. Es el segundo tiroteo en Estados Unidos en cuestión de días.

Se desconocen las causas del ataque, el cual dejó a cuatro personas en el hospital, informó el miércoles el jefe de policía Mark G. Solesky. Se registró la casa del atacante, pero Solesky no dio su nombre, solo dijo que era un empleado de Walmart, porque su familia no había sido notificada todavía.

Había bastante actividad en la tienda en Chesapeake debido a que había gente haciendo las compras para el Día de Acción de Gracias, que es este jueves, dijo un cliente a un canal de televisión local.

El oficial Leo Kosinski no detalló cómo murió el agresor ni su nombre, pero dijo que al parecer la policía no disparó. También se desconoce el móvil del ataque.

“Estoy devastado por el acto de violencia sin sentido que tuvo lugar anoche en nuestra ciudad”, dijo el alcalde Rick W. West en un comunicado publicado en la cuenta de Twitter de la ciudad. “Chesapeake es una comunidad muy unida y todos estamos sacudidos por esta noticia”.

Una base de datos llevada a cabo por The Associated Press, USA Today y Northeastern University que rastrea cada asesinato en masa en Estados Unidos desde 2006 muestra que este año ha sido especialmente malo. En lo que va de año, Estados Unidos ha tenido 40 asesinatos en masa, el segundo después de los 45 que se produjeron en todo 2019. La base de datos define un asesinato en masa como al menos cuatro personas muertas, sin incluir al asesino.

Hace tres días, un hombre mató a tiros a cinco personas e hirió a 17 en un club nocturno gay de Colorado. En mayo, la nación se vio sacudida por la muerte de 21 personas en un tiroteo escolar en Uvalde, Texas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: