Dayan Lagarda

El positivismo está presente en el Valle del Yaqui, debido a que el reciente clima gélido augura una buena cantidad de horas frío para el trigo, potenciando el desarrollo adecuado para este grano emblemático de la región.

Este fenómeno es indispensable para que el cereal tenga buenos rendimientos, el clima adecuado para el grano debe de ser menor a diez grados y debe de permanecer así durante una hora, de acuerdo con el Distrito de Riego del Río Yaqui.

Cabe resaltar que el organismo, señala, que el cultivo debe tener un mínimo de 600 horas frío para que el grano pueda obtener grandes rendimientos a la hora de la cosecha.

Asimismo, los agricultores del Valle del Yaqui, están tranquilos, pues a diferencia de otros años, donde el cambio climático ha ido disminuyendo el frío, este 2022 ha llegado en tiempo y forma para sorpresa del sector.

Además, esperan que sea benévolo, para otras siembras como el maíz y garbanzo, así como las hortalizas que no sufran grandes afectaciones por este tiempo y que los productores salgan bien con sus cosechas.

Reiteran que, el invierno se está comportando bien y que será de gran beneficio para el trigo, esperando que se pueda tener un buen año comparado con los anteriores, donde apenas se rozaron las horas necesarias para el óptimo desarrollo del cereal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: