Dayan Lagarda / MO

Ante la delicada situación hídrica que se vive actualmente, no solo en la región, sino a nivel mundial, el gobierno federal a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), busca impulsar la reconversión de cultivos a oleaginosas.

Dichas siembras son de baja demanda de agua, en las que se incluye el cártamo, girasol, soya, ajonjolí, entre otras.

Víctor Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura nacional, mencionó durante su visita a Cajeme, que el país es dependiente de este tipo de cultivo, pues apenas se puede producir el 52 por ciento de las oleaginosas e importa el 48 por ciento restante.

Aseguró que, la Secretaría ha apoyado con programas emergentes en la oferta de la semilla para esos cultivos, en cuestiones de oferta de la semilla para facilitar la compra por parte de los productores.

“Cuando ha habido problemas como ha venido ocurriendo desde hace dos años con el tema de la sequía, la Secretaría ha apoyado en la oferta de la semilla para esos cultivos”, comentó.

Agregó que la falta de agua y las temperaturas cada vez se irán agraviando, por lo que tienen que establecer un programa definido que incentive correctamente a las oleaginosas y no realizarlo solo por hacerlo.

Sin embargo, los esquemas de apoyo no han sido los indicados para los productores del Valle del Yaqui lo que pone en segundo terminó la reconversión de cultivos.

Al respecto, Mario Pablos Domínguez, representante de Aric Tres Valles, argumentó que el Valle del Yaqui cuenta con el potencial para poder sacar adelante los cultivos de oleaginosas, pero es necesario el apoyo para poder hacerlo.

Detalló que, si bien ya existen apoyos para este tipo de siembras, estos se han anunciado un poco tarde, pues los productores ya tienen su plan de trabajo en base al trigo o maíz, debido a que empiezan a estructurar sus siembras con varios meses de anticipación.

“Claro que tenemos el potencial para producir oleaginosas, es solo que ya hay mucho permiso para maíz, trigo y otros cultivos, pero un productor no hizo su planeación de siembra la semana pasada, la creo hace cuatro meses”, argumentó.

Exhortó que se deben crear las políticas de apoyo oportunas para que el productor considere como una opción redituable el sembrar los cultivos de baja demanda de agua que desea potenciar el gobierno federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: