Hermosillo. Al menos 30 cigarrillos electrónicos o vapeadores asegurados a alumnos del plantel Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (Cbtis) número 206, fueron destruidos por personal de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Sonora (Coesprisson).

Autoridades escolares aseguraron los dispositivos a alumnos a lo largo del semestre y solicitaron el apoyo de la Coesprisson para la correcta disposición y destrucción de los vapeadores.

Al respecto, Sergio Morales García, comisionado estatal de Coesprisson, explicó que los cigarros electrónicos con o sin nicotina son dañinos para la salud, de acuerdo a estudios que relacionan su uso con enfermedades pulmonares.

Por ello, se desplegó un operativo de vigilancia y aseguramiento de vapeadores en establecimientos como supermercados, máquinas expendedoras y a través de denuncias ciudadanas.

Por último, precisó que los vapeadores que son asegurados se destruyen de manera inmediata en presencia de los dueños y su destino final son los basureros especiales para su procesamiento químico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: