Dayan Lagarda

EL TIEMPO

El abigeato es un problema muy presente en la actividad ganadera, afectando tanto a la producción como al sustento de los productores pecuarios, debido a la dificultad que existe para poder recuperar su ganado de este robo.

Las comunidades más afectadas en el Valle del Yaqui son Hornos, Buena Vista, Cumuripa, El Porvenir, El Agua Caliente y El Realito, donde se ha incrementado el robo de ganado en estos últimos meses del 2022, de acuerdo con la Asociación Ganadera Local del Valle del Yaqui.

De acuerdo con la Asociación, los becerros tienen un valor de 12 a 14 mil pesos, mientras que las vacas cuestan de 20 a 25 mil pesos, una perdida muy difícil y atroz para el ganadero de la región, recordando que la mayoría de los agremiados son pequeños o medianos productores, es decir no cuentan con una basta cantidad de animales.

Ante esto, el mes pasado se empezó a trabaja en contra de esta actividad, donde, la Policía Estatal de Seguridad Pública de Sonora (PESP), Seguridad Pública del Estado y la Asociación Ganadera Local Del Valle del Yaqui, analizaron la situación e hicieron compromisos con el fin de bajar los índices de abigeato.

Estas fechas son donde se incrementa el robo, debido a que los ganaderos, después de las lluvias, sueltan a sus animales para que puedan comer y beber agua libremente, pero estos quedan desprotegidos y hay algunos que se alejan bastante, lo cual es aprovechado por las personas que cometen abigeato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: