ESTA SEMANA, previa a Nochebuena y Navidad, autoridades policíacas tendrán que trajinar a brazo partido junto con militares, infantes de la Secretaria de la Marina, Guardia Nacional y policías federales de la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase), al igual que la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) que actualmente dirige en Cajeme, el comandante, Juan Luis Valenzuela Cancio. Lo mismo tendrá que hacer personal de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) a cargo del jefe de grupo, Ramsés Arce Fierro, quien hay que reconocerle que se ha mantenido contra viento y marea, debido a que los hechos criminales cada día van en aumento. Sin embargo, en las últimas semanas hay que reconocer que han esclarecido trascendentes asuntos y detenido a peligrosas células de la delincuencia. Por igual, rescataron a personas privadas de la libertad, lo cual no es hablar de enchílame otra gorda y esto ha provocado que la ciudadanía les aplauda y reconozca el empeño que mantienen para evitar que nadie esté por fuera y encima de la ley. La captura de peligrosos delincuentes realizada en el fraccionamiento Casa Blanca, en días pasados, no fue algo muy sencillo, pero se impuso el coraje y la autoridad para impedir que se le hiciera daño a un médico y su hijo. Indudablemente que no es hablar de cualquier cosa, pero cuando se tiene la voluntad y decisión de afrontar al monstruo de mil cabezas que es el crimen, por supuesto que se logra. Ahí están los alcances. Lo mismo sucedió con la detención de los individuos que rafaguearon a dos agentes de la Policía Municipal destacados en la Ussi Sur, la tarde del domingo anterior. Lo que no se dijo es si fue asegurado el fusil AK 47, que utilizaron para atentar contra la vida de los guardianes del orden público. Justo es decir que mientras exista el afán y tenacidad de cumplir con el deber, lo demás llega por añadidura. No hay esfuerzo mal recompensado, está visto, por lo que policías ministeriales tienen que luchar para sostener esa férrea tarea que, si bien es cierto, no es algo simple, pero tampoco imposible. Hasta la noche del sábado ya se tenía un registro de 30 ejecuciones en apenas 17 días de diciembre y esto no es nada halagador, pero representantes de la ley tienen que continuar con ese empeño de evitar hasta donde sea posible las mortales arremetidas que, a cualquier hora y en el lugar menos indicado suceden… CIERTAMENTE, ayer, a temprana hora, por ser domingo, día de asueto, un pistolero a sueldo se apareció por rumbo de las calles 200 y Sinaloa y atacó a balazos a un voceador de periódicos, quien por fortuna fue levantado con vida y trasladado a un nosocomio de la localidad, mientras que el asesino en ciernes huyó muy tranquilamente por la Sinaloa al norte. Lo curioso es que a pesar de que el escenario de la agresión es un punto muy confluido, al sujeto no le importó las circunstancias y menos las condiciones, de tal forma que llegó y disparó en ocho ocasiones a su víctima, dejándola malherida. Lo que resulta muy cuestionable es la nula presencia de policías preventivos, cuando hay ocasiones que se llevan amontonadas dos o tres unidades frente a ese sitio. Indudablemente que se nota la falta de oficio de la encargada del cuadrante cinco, Ingrid Miosoty Villa Cruz, a quien indebidamente ya se le dejó demasiado tiempo al frente de una de las áreas más importantes de la geografía urbana. Hay que entender que cuando se está en esos cargos con otros propósitos y una visión muy apartada de la realidad, lo mejor es remover a ese tipo de mandos porque al final quien termina pagando los platos rotos es la propia población… INSISTO ¿Por qué no designar a gente con sobrada capacidad?, que no está siendo bien aprovechada como ya la referí en una ocasión, al proponer a policías de vocación como Paolo Gutiérrez Corral, Rafael Omar García López, José Braulio Parra Portillo y otros más que están siendo mal aprovechados. Hay que dejar los favoritismos personales de lado y ver por la seguridad de la ciudadanía. El compromiso más importante es velar por la tranquilidad de la comunidad, pero con acciones tácitas y no solo de los labios hacia fuera. Bueno fuera que se entendiera y se aplicaran esas decisiones. Lo acontecido la mañana de ayer, deja muy en claro que no existe vigilancia en una zona clave, debido a que muchísima gente que viaja de las distintas comunidades del Valle del Yaqui llega en camiones suburbanos que se estacionan en calles 200 y 5 de febrero y de ahí hombres, mujeres, jóvenes y niños caminan hacia el centro de la ciudad para realizar sus compras y más en esta época decembrina. Por qué no se tiene semejante visión y en contraparte esperan a que se agudice el ambiente de inseguridad… EL HAMPA no descansa, luego de que, al filo del mediodía de ayer, tres sujetos con armas largas despojaron de una camioneta Rubicon con remolque en la Presa Álvaro Obregón a una persona. Que agobiante que nadie puede salir a pasear a lugares recreativos porque cuando menos piensan se aparece estas pesadillas y a punta de fusiles hacen y deshacen, como sucedió en este caso. Se desconocen si los hampones huyeron hacia alguna comunidad enclavada en las cercanías de ese embalse o enfilaron hacía a Rosario Tesopaco que está infectado de temibles gavilleros desde hace bastante tiempo, pero cuando se despliegan policías y soldados hacia el serrano municipio los tipos se repliegan en los cerros que rodean esa cabecera municipal y esto dificulta que los representantes de la ley cumplan con su tarea. Sin embargo, los facinerosos no pierden la oportunidad de bajar hasta el poblado de Hornos y la Presa Álvaro Obregón para hacer de las suyas afectando al turismo y familias cajemenses que aprovechan estos días de asueto para salir a pasear y se convierten en víctimas de estos pillos, que además les roban sus objetos de valor… ANTE ESTE tipo de sucesos resulta más que necesario que personal de la secretaria de la Defensa Nacional y Guardia Nacional se activen con intensos recorridos de vigilancia, tanto en el tramo carretero Esperanza-Hornos como en las proximidades de la referida comisaría. Con solo patrullajes terrestres podrían ubicar y desalentar la presencia de presuntos delincuentes que no dan tregua a las autoridades. Cerca de las dos de la tarde, trascendió que el vehículo robado fue visto en Esperanza, por lo que también los subalternos del comandante de la Policía Preventiva, Guillermo Ceceña Echeverría, tienen que agudizar sus sentidos para ubicar a estos rufianes que en otras ocasiones osadamente se han enfrentado a la milicia en la cercana villa y les ha tocado la peor parte. Habrá que esperar que sucede ahora, pero si es indispensable que los mílites se pongan las pilas. De última hora, trascendió que el vehículo despojado fue localizado volcado en Rosario, Tesopaco… LA FALLIDA ejecución perpetrada contra el comunicador nacional, Ciro Gómez Leyva, demuestra una vez más la vulnerabilidad y los riesgos de quienes ejercen un periodismo analítico y sin cortapisas. Quienes condenaron el ataque y se pronunciaron contra la cacería de periodistas son los mismos que han estado pendiente de lo que aquí ha ocurrido con algunos reporteros. Qué preocupante situación, sobre todo por la impunidad y tibieza que le imprimen las autoridades a este tipo de agresiones. El gobierno federal está obligado a responder con respuestas claras y sin conjeturas. Habrá que esperar… Luego seguimos, Dios mediante. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: