Dayan Lagarda / MO

Las bajas temperaturas que se han hecho presente en el Valle del Yaqui y en el sur de la entidad, ha puesto a prueba al cultivo de frijol, el cual ha presentado un poco de afectación de forma fisiológica.

Isidoro Padilla Valenzuela, investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), señaló que, el ciclo de este cultivo va de 108 a 110 días, sin embargo, cuando se tienen este tipo de climas se puede extender hasta los 120 aumentando el riesgo de afectación.

Explicó que, al momento, la planta de frijol ha presentado problemas en la fertilización y han empezado a aparecer afectaciones mínimas pero notorias en el desarrollo de este grano.

“La planta se ha detenido, hay problemas en la fertilización, están apareciendo vainas vanas, esas cosas, lo mínimo, pero está apareciendo y eso, empezándose a detener el frijol”, comentó.

Ante esto, recomendó a los productores a proteger las plantas con aplicación de foliares que ayudan a la fertilización, además de molibdeno y potasio que permiten soportar las bajas temperaturas al frijol.

También puntualizó que, las fechas optimas de siembra para este cultivo son del 20 de septiembre al 15 de octubre, por lo que, si un productor sembró fuera de ellas, aumenta el riesgo de que su producción se vea mermada en el florecimiento de la planta debido al frío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: