Incidentes de violencia han estremecido el centro de París este sábado, tras una protesta por la muerte a tiros, el viernes, de tres personas de origen kurdo.

Otras tres personas resultaron heridas después de que un sujeto abriera fuego contra un centro comunitario y un restaurante kurdos.

Los enfrentamientos estallaron el viernes, entre la policía y un grupo que se había reunido en el lugar después del ataque.

Imágenes mostraban incendios en la calle y algunos manifestantes rompiendo las ventanas de automóviles.

Un hombre, de 69 años, que se sospecha fue quien realizó los disparos, se describió a sí mismo como un racista que odiaba a los extranjeros, según le señaló una fuente policial a la agencia de noticias AFP.

La policía detuvo al sospechoso que no opuso resistencia y, según informes, recuperó el arma utilizada en el ataque. Los fiscales dijeron que habían abierto una investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: