Deniss Cabrera / MO

Además de dar herramientas que permitan el desarrollo autosustentable a las y los jóvenes a través del programa el Club del Huerto en la Secundaria Rafael Campoy, se pretende crear un sentido de responsabilidad y trabajo.

José Antonio Monge Zúñiga, director de la escuela, informó que desde hace más de un mes las y los estudiantes trabajan en los cuidados de un hurto de traspatio en el plantel, en el cual se han sembrado al menos 14 tipos de hortalizas.

El club del huerto se encuentra conformado por cerca de 30 alumnos y personal docente, quienes con el apoyo del Club de Jardinería Náinari han aprendido desde la preparación del terreno hasta los sistemas de riego para las plantas.

En el huerto se tienen sembrados tomates, acelgas, zanahoria y maíz, entre otros vegetales, plantas que han registrado buen crecimiento.

El director de la escuela, agregó que este proyecto también sirve de apoyo como una actividad preventiva para alejar a los menores de situaciones de riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: