Deniss Cabrera / MO

Aun cuando durante el fin de semana se tuvo una afluencia en el número de visitantes de la Laguna del Náinari, las ventas para los comerciantes del sector no repuntaron.

Servando, comerciante, manifestó que esperaban un aumento en las ventas por Navidad, sin embargo, estás se mantuvieron por debajo de las registradas durante la misma fecha del año pasado.

Señaló que tras la pandemia las ventas se han estancado a un 60 por ciento, lo que ha complicado el panorama pues los precios de los insumos se han encarecido.

“El año pasado nos fue mejor, quizá por la pandemia y que todos querían salir” dijo.

Agregó que esperan que durante Año Nuevo se tenga un panorama mejor, pues la competencia también es bastante, al ser más de 42 puestos los que se ubican en la Laguna del Náinari.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: