Anndel Taylor fue una de las 57 víctimas mortales de la tormenta invernal que afectó gran parte del territorio estadounidense durante el fin de semana de Navidad.

El viernes antes de Nochebuena, la joven de 22 años quedó atrapada en su automóvil, a solo seis minutos de su casa en Buffalo.

A través de mensajes de texto logró comunicarse con su familia, que vive en otro estado, para informarles la situación, decirles que estaba asustada. Durante todo ese tiempo, Taylor marcó al 911, pero al igual que decenas de personas, la dejaron en espera.

A su familia le explicó que no podía moverse a pie hasta su hogar, pues la nieve rebasaba la altura de su cintura, por lo que permanecería dentro del vehículo hasta que fueran por ella.

En uno de los mensajes, Annderl Taylor envió un video al chat familiar. En las imágenes se observa que ya es de noche. Ella baja su ventanilla congelada y saca el celular para tener una mejor toma, a lo lejos se ve una camioneta, también atascada, con las intermitentes encendidas.

A medianoche, con cuatro pies de nieve amontonándose en el suelo y su auto aún atascado, le dijo a su familia que intentaría dormir un poco.

“Esa fue la última vez que hablamos con ella”, dijo su hermana mayor, Shawnequa Renee Brown, de 35 años, que vive en Charlotte, Carolina del Norte, rescatan medios estadounidenses.

Taylor fue encontrada sin vida a la mañana siguiente.

El administrador del condado de Erie, Mark Poloncarz, dijo que se podrían encontrar más muertos durante los chequeos puerta a puerta en los vecindarios que estuvieron sin electricidad durante períodos prolongados durante la tormenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: