Una expropietaria de una funeraria de Colorado fue sentenciada el martes a 20 años en una prisión federal por defraudar a los familiares de los muertos al diseccionar 560 cadáveres y vender partes de cuerpos sin permiso.

Megan Hess, de 46 años, se declaró culpable de fraude en julio. Operaba una funeraria, Sunset Mesa, y una entidad de partes del cuerpo, Donor Services, desde el mismo edificio en Montrose, Colorado.

Su madre de 69 años, Shirley Koch, también se declaró culpable de fraude y fue sentenciada a 15 años. El papel central de Koch fue cortar los cuerpos, según muestran los registros judiciales.

“Hess y Koch usaron su funeraria en ocasiones para robar cuerpos y partes de cuerpos utilizando formularios de donantes falsificados y fraudulentos”, dijo el fiscal Tim Neff en un expediente judicial. “La conducta de Hess y Koch causó un inmenso dolor emocional a las familias y los familiares”.

El caso federal fue desencadenado por una serie de investigación de la agencia Reuters de 2016 a 2018 sobre la venta de partes de cuerpos en los Estados Unidos, una industria prácticamente no regulada. Los exempleados dijeron a Reuters que Hess y Koch realizaron desmembramientos no autorizados de cuerpos, y unas semanas después de que se publicara una historia de 2018, el FBI allanó el negocio.

En su presentación, los fiscales enfatizaron la “naturaleza macabra” del esquema de Hess y lo describieron como uno de los casos de partes del cuerpo más importantes en la historia reciente de Estados Unidos.

“Este es el caso más agotador emocionalmente que he experimentado en el tribunal”, dijo la juez federal de distrito Christine M. Arguello durante la audiencia de sentencia del martes en Grand Junction, Colorado.

“Es preocupante para el tribunal que la acusada Hess se niegue a asumir ninguna responsabilidad por su conducta”.

El juez ordenó que Hess y Koch fueran enviados a prisión de inmediato.

En su funeraria, Hess cobró a las familias hasta $1,000 por cremaciones que nunca ocurrieron, dijeron los fiscales, y ofreció cremaciones gratuitas a otros a cambio de una donación del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: