Drake Bell no ha tenido los años más agradables a nivel profesional y familiar. La estrella infantil de la cadena ‘Nickelodeon’ estaría en un arduo proceso de rehabilitación luego de que los descontroles pusieran cuestionamientos sobre la crianza de su hijo.

El estadounidense, con ahora 36 años, fue en su momento una de las caras más reconocidas de la televisión para niños por su paso por ‘El Show de Amanda’ y ‘Drake & Josh’ -esta última serie le valió ocho reconocimientos en los Kids Choice Awards-.

Su camino actoral se pausó no de buena forma. En 2016, tuvo uno de los escándalos más grandes al ser detenido por la Policía de Los Ángeles, Estados Unidos, cuando manejaba borracho. Para julio de 2021, enfrentó un juicio en el que se declaró culpable por sostener conversaciones de tono sexual con una menor de edad.

“Drake Bell es un pedófilo y ese es su legado”, dijo la víctima frente al juez, quien le concedió servicio comunitario durante 200 horas y libertad condicional por dos años a cambio de no ir a la cárcel.

¿Por qué terminaría el matrimonio de Drake Bell?

Bell fue captado en diciembre de 2022 inflando globos por 30 minutos en su carro frente a una tienda de cigarrillos, según imágenes del medio británico ‘Daily Mail’. En los asientos del vehículo se encontraba su hijo pequeño.

Aunque no se tiene certeza de qué tendrían las bombas, para el medio citado se podría tratar de sustancias psicoactivas, pues el famoso tenía “un comportamiento extraño”.

Su esposa Janet Von Schmeling habría colmado la paciencia tras verlo con esas actitudes, de acuerdo con el medio estadounidense ‘Page Six’. “Ha tenido suficiente”, dijo una fuente, quien aseguró que la mujer procedería al divorcio tras tres años de matrimonio.

Von Schmeling se habría mudado con su hijo de la casa que tenía junto al actor como el primer paso para alejarse de él. “Tuvieron algunos momentos increíblemente hermosos. Necesita concentrarse en estar saludable y serán excelentes padres en el futuro. Es un mal momento para Drake. Pero es un gran padre cuando está sano y sobrio”, aclaró la fuente al portal mencionado.

Por todo esto, Bell habría entrado a un proceso de rehabilitación para tratar sus adicciones, según ‘Page Six’.

Luego del juicio por acoso a una niña y aceptar los cargos de ponerla en peligro y difundir material dañino para menores de edad, Bell apareció en un video de Instagram con tal de explicarles a sus fanáticos lo que sucedía en su vida.

“Le respondí a un fan, cuya edad no sabía, pero cuando me di cuenta de su edad, toda conversación y comunicación se detuvo”, dijo.

“Fueron mensajes de texto imprudentes e irresponsables. Quiero dejar en claro que no hubo imágenes sexuales, nada físico entre este individuo y yo. No me acusaron de nada físico. No me encargué de difundir sus imágenes ni nada por el estilo. Esto fue estrictamente por mensajes de texto”, sentenció.

Además de calificar como “mentiras” e “información errónea” lo que se difundía de él en internet y medios estadounidenses, señaló en su momento: “No soy perfecto y cometo errores”.

Ante las revelaciones de divorcio y rehabilitación, el mánager del actor se ha mantenido en silencio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: