NUEVA YORK. El 2022 fue el quinto año más caliente del año, empatando con 2015, y con los niveles más altos de emisiones de dióxido de carbono, reveló la NASA.

Además, los últimos nueve años han sido los más cálidos desde que comenzaron los registros, provocando incendios forestales y sequías más intensos, huracanes más fuertes e incrementos en el nivel del mar, señalaron científicos del Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales (GISS, por sus siglas en inglés).

El año pasado se alcanzó una de las temperaturas más altas en promedio anual a pesar del tercer año consecutivo de condiciones de La Niña en el Océano Pacífico tropical. Este fenómeno, que forma parte del ciclo natural-global del clima conocido como El Niño-Oscilación del Sur (ENOS), genera temperaturas inusualmente frías junto con cambios en la circulación atmosférica tropical en dicha zona.

Los científicos de la NASA estimaron que la influencia de La Niña puede haber reducido ligeramente las temperaturas globales de lo que habría sido el promedio en condiciones oceánicas más típicas. Sin embargo, el 2022 se siguió colocando como el quinto año más caliente en la historia del clima.

A esto se suma que la región del Ártico continúa experimentando las tendencias de calentamiento más fuertes, cerca de cuatro veces el promedio mundial, según los investigadores.

“Las actividades humanas continúan emitiendo enormes cantidades de gases de efecto invernadero a la atmósfera, por lo que los impactos planetarios a largo plazo también continuarán”, dijo Gavin Schmidt, director del GISS.

La NASA también contabilizó las emisiones más altas dióxido de carbono, a pesar de una reducción temporal en 2020 por la pandemia de Covid-19. Igualmente, identificó algunos súper emisores de metano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: