Dayan Lagarda / MO

El transporte público en Ciudad Obregón, carece de programas y apoyos que le permitan brindar un mejor servicio a los cajemenses, ocasionando que las unidades estén cada vez más deterioradas, y el gasto siga en aumento, de acuerdo con Bernardo Beltrán Leyva, concesionario de Cajeme.

El representante de los transportistas, expresó que, no es que no existan programas, pues los hay, sin embargo, no son de fácil acceso, además de que no hay comunicación alguna por parte de las autoridades que les permitan conocerlos y cómo acceder a ellos.

“Creó que existe el interés por parte del gobernador para brindar un mejor servicio a los usuarios, pero no hay comunicación, y los programas existen, sin embargo, son prácticamente inalcanzables, no sé si algún compañero, tuviera pláticas con la dirección de transporte, pero por mi parte no”, comentó,

Beltrán Leyva explicó que tiene más de un año sin establecer pláticas con la Dirección General de Transporte y aunque lo ha intentado, la respuesta ha sido nula.

Añadió que, tiene desde 1985 en la actividad y que trata de mejorar en lo que más se puede para dar un servicio digno a los usuarios a los que se deben, aunque, señaló que es muy difícil echar a rodar las unidades sin apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: