Por detención médica (TKO) Brandon Moreno logra quedarse con el título y la hegemonía de las 125lbs de la UFC.

Deiveson Figuereido sufrió un corte grosero en el pómulo derecho, a pesar que se quejaba de un péquente de ojo, pero es evidente que el zurdazo de ‘Assassin Baby’ fue el que hizo todo el daño.

Excelente pelea por el título y siendo la última de Figuereido en esta división, haciendo historia en llegar a un cuarto encuentro consecutivo entre dos peleadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: