Martín Alberto Mendoza / El Tiempo

MUESTRAN POLICÍAS COMO SACAR LA CASTA TRAS CAPTURAR A PRESUNTO ASALTANTE; LO SORPRENDIERON EN PLENA FLAGRANCIA EN UN AUTOSERVICIO FRENTE A CENTRAL DE AUTOBUSES; LO PERSIGUIERON LARGA CUADRA A TODA CARRERA HASTA ECHARLE EL GUANTE; EL ARRESTO LO HICIERON EN EL CUADRANTE CUATRO PESE A QUE ELLOS ESTÁN COMISIONADOS EN SECTOR COMERCIAL; MOSTRARON SU VOCACIÓN POLICIAL Y CUMPLIERON CON SU DEBER; LO HICIERON EN LOS MOMENTOS QUE CAJEME ES AZOTADO POR OLA DE ATRACOS; ENCARGADOS DE SECTORES DEBEN PONERSE LAS PILAS Y ACTUAR COMO SUS COMPAÑEROS EN PLENA MADRUGADA Y CON EXTREMADO FRÍO; ESCALADA DE ROBOS A NEGOCIOS DE DIVERSOS GIROS SE PUEDE FRENAR; SIN EMBARGO, SE REQUIERE DE MAYOR ESFUERZO DE LOS RESPONSABLES DE PREVENIR DELITOS; DE OTRA MANERA FLAGELO DE MALEANTES SEGUIRÁ ELEVÁNDOSE; BISOÑO AGENTE DE TRÁNSITO MUNICIPAL SE COMPORTA COMO PATÁN; MALAMENTE LO ENVÍA A ATENDER ACCIDENTES VIALES; CARECE DE CONOCIMIENTOS Y EXPERIENCIA PARA RESOLVER CUALQUIER SITUACIÓN; NO DEBEN EXISTIR PREBENDAS PARA NINGÚN ELEMENTO DE SEGURIDAD PÚBLICA MUNICIPAL; PRIMERO TIENE QUE SER AGENTE DE CRUCERO COMO LO HICIERON EXPERIMENTADOS OFICIALES; SE CUMPLEN CINCO DÍAS DE LA DESAPARICIÓN DE MÉDICO DEL SEGURO SOCIAL; NADA SE SABE DE SU PARADERO    

MUY PLAUSIBLE el logro de tres elementos de la Policía Municipal del sector comercial, que se internaron en el cuadrante cuatro, frente a la Central de Autobuses, para capturar a un individuo a quien sorprendieron robando en la tienda de autoservicio que se localiza en calles 200 y Esteban Baca Calderón, en la colonia Sochiloa. Pese a que el presunto ladrón resultó ser una churea para correr guardianes del orden público que estaban cerca de ese negocio le dieron alcance, cuando fueron alertados por personal del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Coordinación e Inteligencia (C5i) de que hallaba el desconocido en plena faena delictiva dentro del negocio. Al arribar los uniformados, el tipo identificado como Juan Enrique S. M., de 20 años, salió por uno de los cristales de la puerta principal que había quebrado para introducirse. Luego sacó un machete que traía entre sus ropas y se echó a correr. Fue seguido en tenaz persecución por los agentes Omar Abraham Valenzuela Anguamea, Gilberto Miranda Castro y José Braulio Parra Portillo, hasta que lo alcanzaron y aseguraron. Ahí está la diferencia en el tener o no vocación a la carrera policíaca. Cuando hay mística de servicio, los guardianes del orden no se detienen ante nada, como lo hicieron los subalternos del comandante José Eduardo Jaramillo Soto, que sacaron la casta y de circulación a este presunto ladrón. Se espera, que, por un buen tiempo, ya que no creemos que vaya a obtener su libertad de manera sencilla para continuar con sus pasos torcidos, robando y afectando a quien se le ponga enfrente. Bien merece largos años de cárcel y que la Fiscalía estatal dé a conocer finalmente la sentencia que, en su momento, se le imponga, por aquello que de plano continúan muy relajados los cacos atracando diversos giros comerciales sin que representantes de la ley logren echarle el guante y esto ya resulta preocupante y requiere de un mayor esfuerzo de los policías para que así como estos elementos del sector comercial sin perder el tiempo implementaron las acciones necesarias para obtener los resultados alcanzados, esto, pese a que eran las 2:30 de la mañana del viernes anterior. Ahora sí, que ni el intenso frío impidió que cumplieran con su deber y eso habla de la eficiencia de su desempeño, así que no todo es malo. Lo negativo es que no todos los gendarmes tienen similar mentalidad, cuando lo más idóneo es que así debe de ser. Más si se trata de atacar un asunto tan complejo como es la inseguridad, específicamente la ola de atracos que azota al municipio y aunque el fenómeno es mayúsculo se puede frenar. Todo es cuestión que los mandos medios se pongan al frente de su personal y comiencen a realizar permanentes barridos durante el día y la noche y esto podría desalentar en gran medida que los ladrones continúen en la vía pública… SE INSISTE en que el espiral de robos se puede abatir mediante recorridos de vigilancia y las pesquisas hay que dejárselas al grupo de investigación criminal que dirige el comandante Israel Martínez Domínguez, quien tendrá que trabajar de manera coordinada con los responsables de cada cuadrante para comenzar a ubicar a los ladrones en cada sector de la mancha urbana y desalentar hasta donde sea posible el desmesurado índice delictivo que, en los últimos días ha alcanzado niveles alarmantes, ya que se están cometiendo cerca de una decena no solo contra tienda de conveniencias, sino farmacias, expendios de cerveza, gasolineras, abarrotes y hasta repartidores de refrescos y productos lácteos… EN OTRAS CUESTIONES, que mal está que los responsables de turnos en Tránsito Municipal, envíen a agentes recién egresados de la Academia de Policía, a atender accidentes, ya que para empezar no tienen la madurez y los conocimientos necesarios para resolver una situación de esa naturaleza por sencilla que sea, porque para empezar su comportamiento no es el adecuado, debido a que carecen de disciplina. Es una verdadera lástima que porque es sobrino del chofer del comandante o de cualquier otro mando, los privilegian indebidamente sin dimensionar el daño que causan a la sociedad con estos novicios uniformados. Ojalá que no vayan a ocasionar un conflicto de intereses mayores, precisamente por su inexperiencia, como es el caso del bisoño agente Jesús Castañeda Murrieta, quien el viernes en la tarde se comportó como patán, en calles 400 y Paseo Miravalle, y eso que apenas tiene escasos meses que salió de la Academia. Es importante que el Jefe de Policía Preventiva y Tránsito, capitán de navío, Claudio Cruz Hernández, y el inspector de Policía, Viviano Murrieta González, intervengan y no permita este tipo de privilegios en ninguna área de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, porque las quejas se acumularán, en virtud, insisto en que no tienen todavía la madurez como para que sean enviados a atender un percance. Es inconcebible que les den preferencia a bisoños azules que, a experimentados elementos, al momento de enviarlos solos en patrullas. Hay que repetirlo, carecen de mucho conocimiento en el que va implícita la disciplina, ya que tampoco saben cuadrarse ante un superior, andar correctamente vestidos con calzado lustrado y mucho menos no saben hacer señales. Vamos a estar muy pendiente a ver hasta donde no llega esa prebenda con este “muchachito” que primero que nada debe ser elemento de crucero y aprender a ser disciplinado y sino que le pregunte a su tío cuando tiempo ha estado como agente de crucero en la avenida Miguel Alemán y Galeana, así como en otros puntos de la localidad… EN ESTE MISMO tema, recuerdo que el extinto titular de la SSPM, Fernando Isaac Apodaca Lauterio, expresaba que para ser un buen policía era fundamental empezar vigilando y dirigiendo el tráfico vehicular en los cruceros, porque ahí se foguean quienes realmente tienen mística de servicio, tal y como le tocó hacerlo a él en sus comienzos y otros miembros de vialidad urbana ya jubilados, pero que aprendieron lo suficiente como obtener los grados con los que finalmente se retiraron. Se insiste en que es importante que los actuales mandos retomen las prácticas de disciplinas que son esenciales, o bien sean regresados a las aulas para que se les capacite sobre la importancia que reviste la obediencia y el orden en el desempeño de sus funciones. Son tan importantes como los honores cívicos que cada lunes celebran en el estacionamiento poniente del cuartel general policiaco, para inculcarle el patriotismo a la tropa… AYER SE CUMPLIERON cinco días de la desaparición del médico del Seguro Social, Carlos Ignacio, de 29 años y nada se sabía de su paradero. Para el sábado estaba preparada una manifestación de sus familiares y amigos. Hasta el momento, ninguna autoridad ha hecho pronunciamiento alguno por lo que habría que esperar que surge en el curso de esta última semana de enero en este sonado asunto, que desde el miércoles anterior salió a la luz pública, luego de que su vehículo se localizó en el fraccionamiento Las Misiones. Estaba abandonado y con sus pertenencias. Las diligencias indagatorias deben estar a cargo de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal por instrucciones de su titular, el comisario general, Carlos Alberto Flores, quien seguramente acata disposiciones de la fiscal estatal, Claudia Indira Contreras Córdova, quien ya debe tener en sus manos la denuncia de la desaparición… Luego seguimos, Dios mediante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: