Dayan Lagarda / MO

Las alternativas que usan algunos de los productores del sur de Sonora, con el fin de limpiar rápido los terrenos de los restos de la siembra o la protección de cultivos ante el frío, son prácticas sancionables ante la ley debido a la contaminación y riesgo de salud que esto implica.

Una de estas opciones que eligen los agricultores y horticultores, es la quema de llanta, la cual mediante el fuego buscan brindar calor a los cultivos, para así minimizar las afectaciones por las bajas temperaturas, sin embargo, no está bien visto por las autoridades.

Al respecto, Juan Carlos Gil Núñez, director de Gestión Ambiental y Ecología de Cajeme, exhortó a la ciudadanía a denunciar estos actos de ser posible, ya que es considerada como delito la quema de neumáticos, considerados como tóxicos por su composición.

“Nosotros hemos localizado quemas de llantas y de gavilla, pero también es importante la denuncia, por eso solicitamos a la ciudadanía la denuncia, porque es más rápido la ubicación”, indicó.

Gil Núñez, agregó que, están vinculados con seguridad pública, lo que permite estar en constante vigilancia, con el fin de evitar la práctica, y donde se sorprenda dicha acción será motivo de sanción.

Por último, ejemplificó que el correctivo por este problema en años pasados era de aproximadamente 20 UMAS (Unidad de Medida y Actualización) y este 2023 la sanción equivale de 100 a 150 UMAS, donde al momento se han aplicado de 5 a 7 sanciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: