Tras percatarse de que un par de hombres querían ejecutarlo, un hombre arrancó su automóvil para escapar, sin embargo, dejó expuestas a su hija y a su esposa, esta última corrió y entró a una casa dejando a la menor tendida en el suelo.

Cámaras de videovigilancia captaron el momento en que los dos presuntos sicarios comienzan a disparar contra el vehículo blanco en el que se encontraba la familia, por lo que el conductor huye incluso con la puerta del coche abierta.

Luego de que la mujer cerró la puerta pasaron unos segundos y la volvió a abrir para dejar entrar a la pequeña que aparentemente corría con dificultad mientras sostenía lo que parece ser una frazada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: