El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, denunció este domingo los “actos de violencia sin sentido” de un hombre que la víspera mató a tiros a ocho personas y dejó a otras siete heridas en un centro comercial en el sureño estado de Texas.

Biden ordenó que las banderas estadounidenses ondeen a media asta en los edificios federales, las bases militares y las embajadas estadounidenses hasta el atardecer del 11 de mayo, “como una señal de respeto por las víctimas”, según un comunicado de la Casa Blanca.
El pasado sábado, un hombre abrió fuego en un centro comercial del estado de Texas, en el sur de Estados Unidos, mató a ocho personas e hirió a varias antes de ser abatido por un policía que se encontraba en el lugar.

El tiroteo desató el pánico en Allen Premium Outlets, un extenso complejo comercial de Allen, 40 kilómetros al norte de Dallas, abarrotado de gente el fin de semana.

Un policía se hallaba en el centro comercial por otro caso cuando se produjo el tiroteo sobre las 15:30 locales, dijo Brian Harvey, jefe del departamento de policía de Allen.

El agente “escuchó disparos, se acercó, se enfrentó al sospechoso y neutralizó” al individuo, agregó. Luego llamó a los servicios de emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: