Por la sequía, cada año se ven afectadas alrededor de 600 mil hectáreas en el país y, de manera recurrente, entidades como Tamaulipas, Chihuahua, Sonora, Durango, entre otras registran un grado de afectación por este fenómeno.

Ante esto, El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, convocó a los tres niveles de gobierno, sector privado y sociedad, a cerrar filas para enfrentar los impactos de los imponderables climatológicos y los cambios geopolíticos y económicos y, de este modo, prevenir una crisis alimentaria que preocupa a todos los gobiernos y países del mundo.

Sostuvo que es primordial incrementar las prácticas de producción sostenible en el sector agroalimentario, de cara a los efectos del cambio climático.

La Secretaría, dijo, ha priorizado la conservación y restauración de agroecosistemas, la conservación y aprovechamiento sustentable de los recursos suelo, agua y genéticos para la alimentación y la agricultura, así como el fomento de buenas prácticas agrícolas en su sentido más amplio.

Villalobos Arámbula expresó que, ante el actual contexto global, se vuelve mandatorio y urgente que los gobiernos diseñemos instrumentos de política pública y estrategias que permitan reducir esta problemática y en las cuales tengan cabida el sector privado y sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: