De veras que el dirigente nacional del PRI y diputado federal, ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS ‘ALITO’, hizo tronar las redes sociales con su controversial propuesta de legislador para facilitar el hecho de que cada familia cuente con un arma de fuego en su casa para defenderse de la delincuencia desenfrenada que padecemos en México. De entrada, creemos que ese no es el camino, incluso cuando la delincuencia se encuentra a todo lo que da, matando gente a diestra y siniestra y asaltando en los domicilios donde ni ahí están seguras las familias porque llegan y se meten a los hogares, como Pedro por su casa, asaltando y despojando a gente de bien de lo que se les antoja. Porque para empezar con soltarle armas a gente que no sabe de su uso y manejo, nos puede salir más caro el remedio que la enfermedad, o como dice el otro refrán, nos puede salir más caro el caldo que las albóndigas, porque al rato estaríamos como en Estados Unidos, donde con esa facilidad para poseer un arma de fuego, cualquier mozalbete las cargaría, provocando las tragedias que todos conocemos. Aunque no es tanta la diferencia con lo que estamos viviendo, porque con eso del contrabando de armas, no es tan difícil conseguir una en el mercado negro. Pero creemos que “Alito” como todos los legisladores tiene otra solución más viable que podría ser el iniciar con una cruzada de pronunciamientos enérgicos y muy fuertes, dirigidos al presidente de la república, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y a toda la famosa mesa de seguridad, esa que se reúne todos los días a tomar café y darle cuentas al mandatario de cuantos mataron ese día, porque no se ve que sirva para otra cosa, y con ello obligarlo a que deseche su estrategia de “Abrazos no balazos” por una con mayor energía, donde los delincuentes sientan que sí hay gobierno y que el que la haga la pague y no como lo que pasa actualmente que el que la hace no la paga. Que un ratero, un asaltante, un secuestrador o un gatillero, la piense dos veces para cometer el delito, seguro de que la ley lo perseguirá hasta encontrarlo y que se borre esa imagen de impunidad, donde el presidente de la república, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR le manda cariñitos a los delincuentes, diciéndoles que también son seres humanos y que merecen todo el respeto, dejando desamparadas a las víctimas de esos criminales, que delinquieron una vez y al ver la facilidad para hacerlo delinquirán cuantas veces se les antoje. Y es que el gobierno tiene la fuerza y el poder para frenar esta ola delictiva, solo es cuestión de voluntad y que el mandatario se deje de estupideces y le dé luz verde a las fuerzas de seguridad para que pongan tras las rejas a tanto delincuente que anda libre y contando con la protección del presidente que ve la inseguridad desde el punto de vista político y no como una responsabilidad de salvaguardar la integridad física de los mexicanos. Así que en apariencia habrá quienes piensen que “Alito” tiene razón, pero no, el armar a la población sería fatal, porque tampoco debemos olvidar que en años pasados se aprobó el consumo de mariguana, así que imaginemos de qué son capaces las personas armadas y bajo los influjos de la mariguana………….. A propósito de delincuencia, es muy lamentable que en uno de los dos centros turísticos más importantes de Sonora como lo es San Carlos, Nuevo Guaymas, donde gobierna KARLA CÓRDOVA GONZÁLEZ, que ya no siente lo duro sino lo tupido, estén cerrando algunos negocios debido a la delincuencia que ha sentado sus reales desde hace algún tiempo, pero que con este Gobierno permisivo y tolerante o más bien alcahuete, posiblemente hasta cómplice de la 4T, las cosas han empeorado al grado que algunos empresarios están viendo que corre peligro si vida y la de sus familias y han decidido cerrar sus puertas, al parecer provisionalmente, en tanto el gobierno define las medidas de protección que tomarán. Pero no crea usted que eso pasa solo en San Carlos, como hemos visto en los últimos días la delincuencia se ha ensañado en Acapulco, en Cancún, donde los hechos delictivos se han incrementado. Hay quienes dicen erróneamente por defender la política del presidente AMLO que siempre ha habido delincuencia y sí es cierto, pero cierto es también que no en los niveles que actualmente la padecemos, como aumentó en cantidad y letalidad, ya que no nos hagamos, antes no se miraban los actos delictivos que miramos ahora……………. Nuestra solidaridad con el conocido colega cajemense, JESÚS HUERTA SUÁREZ, quien sufrió en carne propia la delincuencia desenfrenada, cuando su familia transitaba a bordo de un vehículo por la carretera internacional a la altura de Las Guásimas en territorio yaqui, a plena luz de luz día, un desconocido le lanzó una piedra al vehículo posiblemente con fines de asaltarlos y tras pasar el cristal impactó a un niño de tan solo tres años que está en riesgo de perder un ojo. A esas lacras desalmadas son a las que defiende nuestro presidente, por eso su sexenio pasará como el más violento en la historia de México. Ojalá que se abra una investigación y den con el paradero de esa bestia humana para que le apliquen todo el peso de la ley y si se puede un poquito más, porque se lo merece……… Y es que para no salirnos del tema de la delincuencia suelta, bajo la protección de AMLO le diremos que en Jalisco gobernado por ENRIQUE ALFARO RAMÍREZ, denunciaron sacerdotes de la iglesia católica, que hasta a ellos les cayeron los cobradores de piso, por la realización de las fiestas patronales ¡No manchen!….. Y otro cachito de lo mismo, es el colmo que hayan llegado dos sicarios a arremeter a balazos en contra de una persona que estaba haciendo fila en un módulo de vacunación del Covid-19 en la Ciudad de México, con un niño en los brazos que fue herido de bala, provocando pánico entre los presentes. Pero es eso, la libertad que la delincuencia siente ante un presidente blandengue y aterciopelado con los malandrines………….. Ayer se divulgó en Cajeme, la renuncia de la contralora municipal, LILIANA CASTELL, luego de una sesión de cabildo en donde se aprobó dicha renuncia y le dieron posesión a una dama de nombre MARINA HERRERA ORTIZ, que no tenemos el gusto de conocer. Sabemos poco de las razones que pudo tener la conocida notaría pública para dejar el cargo, lo que sí sabemos es que es una persona de alta honorabilidad, con ideas de lo más sanas que usted se pueda imaginar. Y como sabemos ese tipo de personas tan limpias, no encajan en el engranaje político de algunas dependencias donde se tiene que tomar decisiones a veces no tan decentes, o por lo menos en contra de la mística de un verdadero servidor público. Muy, pero muy extraoficialmente nos dijeron que pretendieron meterla al aro, para que hiciera lo mismo que han hecho siempre los contralores, servir de tapaderas, pero la dama no se prestó a ello y decidió cortar por lo sano. Bien hecho mi Lic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: