CIUDAD DE MÉXICO. Pumas y Celta de Vigo empataron a un gol en el Estadio Olímpico Universitario, con dianas de Diogo de Oliveira y de Iago Aspas.

El amistoso internacional dejó gran emoción en la afición auriazul, quien calentó motores para lo que puede ser el juego ante el Barcelona por el trofeo Joan Gamper.

La figura de Iago Aspas pasó casi desapercibida en Ciudad Universitaria. El ‘10’ de los célticos rescató un empate, pero no anduvo fino y se notó con las imprecisiones que tuvo con el balón.

Pumas aprovechó que la figura del equipo gallego no andaba pues, con un once muy competitivo, Andrés Lillini le hizo frente a un encuentro que tomó con mucha seriedad.

Diogo de Oliveira, Efraín Velarde y Carlos Gutiérrez fueron los cambios que hizo por Gustavo Del Prete, Adrián Aldrete y Jorge Ruvalcaba. La planeación fue un éxito.

Con los de casa volcados al frente, aprovecharon el poco tiempo de trabajo de los pupilos de Eduardo Coudet. Fue Diogo quien abrió el marcador con un testarazo que superó sin inconvenientes a Rubén. Previamente, el brasileño ya había avisado con una palomita que el mismo arquero sacó.

Con la ventaja en el marcador, los felinos manejaron el juego a su antojo. El Celta, por su parte, estaba impreciso y no lograban conexiones de peligro. Iago Aspas apenas encontró opciones de gol y se notaba fastidiado por errar pases que lucían sencillos.

Sin embargo, cuando menos lo esperaban, el Celta igualó todo con un cabezazo de Iago que dejó sin opción a Julio. El premio fue mayúsculo para lo que ofrecieron en el primer tiempo.

En el complemento, ambos timoneles modificaron sus esquemas y le dieron minutos a quienes normalmente no tienen suficiente actividad.

Juan Dinenno fue el villano de la película, pues el argentino no salió en su noche y erró, al menos, cuatro jugadas claras de gol, incluido un balón en el poste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: