Un grupo de 17 diputadas federales pertenecientes a varios partidos políticos plantea reformar el Código Penal Federal para establecer penas de cinco a ocho años de prisión para quienes realicen ataques con sustancias corrosivas o inflamables contra otras personas.

La iniciativa de reforma  publicada en la Gaceta Parlamentaria de este miércoles— llega a la Comisión Permanente del Congreso en medio de la atención que han recibido agresiones recientes en contra de mujeres, registradas en diferentes estados del país.

El documento propone añadir un artículo 294 al Código Penal Federal, para que quede de esta forma: “Se impondrá de cinco a ocho años de prisión al que por sí o por interpósita persona cause lesión a cualquier persona dejando un daño físico, motriz, psicológico o económico, utilizando para ello ácidos o sustancia corrosiva, cáustica, irritante, tóxica o inflamable o cualquier otra sustancia que por sí misma o mezclada con otros agentes, genere lesiones internas, externas o ambas”.

La propuesta plantea que la pena aumente al doble si el ataque se dirige contra una mujer y en un tercio si el daño afecta la cara, el cuello, los brazos, las manos o los órganos sexuales de la persona afectada.

Asimismo, contempla obligaciones para los trabajadores sanitarios y ministeriales: “El personal de salud deberá notificar al Ministerio Público de los casos de lesiones provocadas por agentes químicos que reciban para atención médica. El Ministerio otorgará el reconocimiento de la calidad de víctimas de conformidad con la Ley General de Víctimas, para que se tramiten los procedimientos de reparación integral del daño”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: