La diputada de la Ciudad de México por el Partido Acción Nacional (PAN), América Rangel, aprovechó el escándalo por el que atraviesa el restaurante Sonora Grill, tras ser acusado en redes sociales de discriminación y racismo.

La legisladora panista publicó en sus redes sociales que acudió a una sucursal de la cadena y dijo no haber sido discriminada por su color de piel, lo que desató críticas de usuarios.

Rangel acompañó su fotografía con este mensaje:

“Hoy aproveché para comer en Sonora Grill, una empresa mexicana que invierte y genera empleos en el país. (A los progres victimistas les aclaro que soy morena y nadie me discriminó).”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: