Luego de lanzar una ‘hondonada’ de críticas a Gobiernos del pasado como acostumbra hacerle siempre en sus conferencias mañaneras, el presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, hizo un anuncio espectacular ayer, en el sentido de que en los próximos dos años de su Gobierno se hará igual o más de lo que se ha hecho en los cuatro años que lleva en el poder. Y es que, si hablamos de beneficios para la prosperidad y desarrollo del país, no batallará mucho para lograrlo, porque prácticamente no ha hecho nada. Hasta ahorita, lo más notable de su Gobierno, no ha sido cumplir con aquellas promesas de combatir la corrupción, acabar con la impunidad y mucho menos serenar la inseguridad que azota al país o llevar la salud al nivel de Dinamarca. Lo más notable ha sido un impulso sin precedentes a los programas sociales en entre ellos algunos muy inservibles como el apoyo a los llamados “ninis” que además de que no cuentan con reglas de operación, estos muchachos descarriados reciben el dinero que les regala el gobierno federal y se van sobre el expendio de cerveza o el “tiradero” de droga, hasta que se lo acaban y enseguida seguir robando, asaltando y en general atrofiando la tranquilidad de la sociedad. Entre lo más notable también ha estado la construcción de obras faraónicas como el Aeropuerto sin vuelos de Santa Lucía; la Refinería Dos Bocas, que no refina nada, ni refinará en lo que resta del sexenio; y el Tren Maya, de muy cuestionada utilidad, en los que se han invertido escandalosas cantidades de miles de millones de pesos, mientras que se han descuidado rubros como la compra de medicinas en las instituciones públicas de salud, se ha bajado el presupuesto a la educación, el deporte, la cultura, a las actividades productivas y muchos otros rubros básicos para el desarrollo de un país. Parte del anuncio espectacular consiste en que antes de que termine su gobierno, todas y cada una de las comunidades del país contarán con internet, lo cual es una gran noticia para el pueblo, sobre todo para los estudiantes de los diversos niveles de gobierno, obviamente de educación básica, porque las universidades se enclavan en lugares más civilizados. Aquí lo único que tenemos que agregar es que ojalá que sea cierto y que no vaya a ser otra más de sus mentiras, para hacer creer a la gente y que vote por los candidatos de su partido. Y no es ocurrencia lo que le decimos, porque el anuncio lo hizo dejando entrever que vienen las elecciones del 2023 en Coahuila y el Estado de México y el 2024 las presidenciales y como en su conciencia sabe que le ha mentido al pueblo de México, es que con anuncios como este pretende recuperar esas credibilidades, para convertirla en votos, solo que el pueblo ya está hasta el gorro de promesas y mentiras, porque las ha vivido desde la falacia de la venta y rifa del avión presidencial, que fue prácticamente con la que inició con su carrera del presidente más mentiroso que ha tenido México en su historia. O sin ir muy lejos, la promesa de traerse la sede de la Secretaría de Agricultura a Cajeme, que nunca llegó. Así mismo la caseta de cobro que le prometió a la Tribu Yaqui y que después se rajó medio a medio. A resumidas cuentas, le decíamos, la promesa de contar con internet en el país es algo atractivo, algo grande, algo que llama la atención, lo único que hace falta es que sea cierto. Y que le cuida las manos a MANUEL BARTLETT DÍAZ, director de la CFE, dependencia que será puntal en este proyecto. Y habría que ver cuáles son esas otras obras y grandes acciones que llevará a cabo en lo que resta de su sexenio, para empezar a creer en él otra vez, como cuando votamos por él, por dos promesas básicamente: La primera, que bajaría la gasolina a diez pesos llegando a la presidencia y que en seis meses controlaría la ola violenta que azota al país y ahí vamos la bola de borregos a votar por él, hartos de las raterías y el saqueo de los gobiernos del PRI y del PAN, pero nos salió muy vana la nuez porque este gobierno de la 4T resulta más inepto, más corrupto, con mayor impunidad y sobre todo la inseguridad que se agravó a niveles que nunca imaginamos, al gado que actualmente el crimen gravita suelto en el país. Aunque tenemos que reconocer que como que en las últimas semanas las tres comandantes LUIS RODRÍGUEZ BUCIO, LUIS CRESENCIO SANDOVAL GONZÁLEZ y JOSÉ RAFAEL OJEDA DURÁN, de las tres fuerzas de seguridad federales como son respectivamente la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina, decidieron mandar mucho a la jodida la fracasada estrategia del presidente AMLO de los “Abrazos no balazos” y enfrentar a los criminales que han matado por decenas en diversos puntos del país. Y por supuesto que no es que lo festejemos, porque son vidas humanas que se acaban y dejan familias llorando, pero son de los llamados males necesarios que a veces tenemos que enfrentar, aunque no queramos. Y a propósito de inseguridad, donde se ha vivido el terror en las últimas horas, es en los estados de Jalisco y Guanajuato, donde ha imperado la violencia extrema con quema de tiendas de conveniencia, camiones, casas, autos particulares, enfrentamientos entre grupos criminales y el Gobierno Federal, que como le decíamos, como que ahora sí se puso las pilas y no se deja humillar ni amedrentar por cualquier grupo de mozalbetes como lo mirábamos apenas hace unas semanas. Ojalá, pues que esto vaya cambiando, aunque tengamos que volver a creer en nuestro presidente, porque lo que más queremos es que le vaya bien para que le vaya bien a México, desgraciadamente eso no ha ocurrido en estos cuatro años de gobierno, que en esa columna y con mucha razón, no le hemos quitado el guante de la cara, pero como él lo ha dicho y repetido, es de humanos cambiar de parecer, pues le diremos que sí vemos un cambio para bien, por supuesto que en estos renglones lo verán reflejado, sin embargo, ya no se admiten solo promesas, mucho menos mentiras. Ahora sí que llegamos al límite de ver para creer, hechos, no palabras. O de plano aplicamos el viejo y conocido refrán: Quisiera creerte, pero me ha mentido tanto. Y es que casi cien mil mentiras en las conferencias mañaneras no es cualquier cosa. Claro, conocemos a miles de mexicanos que, por ser beneficiados de la 4T, defienden al presidente AMLO como a un Dios, así esté a punto de quemar al país, pero los que no tenemos ningún compromiso, ni tenemos pensado asumirlo nunca, más que con la verdad, estamos libres para decir lo que sentimos, pero sobre todo lo que vemos a diario que está mal hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: