Tras continuar la ola de ejecuciones en Cajeme, la madrugada de este martes fue hallado ultimado de un balazo en la cabeza, un despachador de una  estación de gas.

El crimen ocurrió en el negocio denominado Blue Rhino, situado en bulevar Las Torres y calle Santa Patricia, en colonia Privadas del Campanario, al oriente de Ciudad Obregón.

Quien ahora figura como el ejecutado número doce de septiembre llevaba en vida el nombre de José Abel P. M.

Contaba con 45 años de edad y tenía su domicilio en colonia El Campanario.

Fue identificado por la supervisora de la compañía de gas, quien de inmediato se movilizó a ese establecimiento.

Fue a las 5:30 de la mañana, cuando en la gasera que está contigua a una tienda de autoservicio, se escucharon detonaciones con arma de fuego.

Al arribar elementos de la Policía Municipal y revisar el cuarto de vigilancia descubrieron el cuerpo del hoy fallecido tendido en el piso en medio de un charco de sangre.

Vestía camisa a cuadros con rayas negras y pantalón gris. Traía sandalias negras y a un lado de su cabeza quedó una gorra verde.

Se pidió la presencia de paramédicos de Cruz Roja y estos confirmaron que ya no tenía signos vitales, en virtud de que había dejado de existir.

Inmediatamente después llegaron oficiales de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) y recibieron el área delimitada con cintas restrictivas de color amarillo colocadas por policías municipales.

Cerca del cadáver, se localizó un casquillo percutido calibre 40 milímetros, el cual fue asegurado por peritos de la fiscalía estatal.

Después se procesó el sitio del homicidio y por último el cadáver fue llevado a la morgue del Centro Integral de Procuración de Justicia para la necropsia de ley.

Contenido para mayores de 18; se recomienda discreción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: