Santiago Giménez entró a la cancha al minuto 64 para ver consumado su sueño en uno de los torneos más importantes a nivel mundial. El canterano de Cruz Azul tuvo su debut oficial en la Europa League, pero para redondear la noche de ensueño desde el Viejo Continente, el delantero también se estrenó como goleador con un doblete.

Y es que, apenas a los cinco minutos de haber pisado el terreno de juego, en el Estadio Olímpico de Roma, en el duelo frente a la Lazio en la Jornada 1 de la Fase de Grupos del torneo continental, el exgoleador cementero fue derribado en el área tras recibir un golpe en la espinilla, por lo que de inmediato el árbitro decretó la pena máxima.

Por si fuera poco, y como prueba inequívoca de que Santi Giménez cambió el rumbo del encuentro con su ingreso, como la gran figura del Feyenoord en Roma, el canterano celeste llegó a rematar una pelota que había pegado en el travesaño, para concretar así su doblete al minuto 88 y con ello acortar distancias con el 4-2 definitivo.

Desafortunadamente, a pesar de la mejoría evidente que mostró el Feyenoord con el ingreso del mexicano de 21 años de edad, ya no le alcanzó el tiempo para rescatar algún punto del Estadio Olímpico ante el cuadro italiano, por lo que sumó su primera derrota en la Fase de Grupos de la Europa League, a la espera de reponerse en las siguientes jornadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: