PESE A QUE el pasado viernes arribaron alrededor de trescientos militares para contener las hostilidades criminales que azotan al municipio éstas no ceden, debido a que, al inicio de la tarde del sábado, un hombre estuvo a punto de ser privado de la vida de dos balazos en el fraccionamiento Real de Sevilla. De cualquier forma, quedó malherido en un centro hospitalario. Doce horas más tarde, cerca de la 1:20 de la mañana, pero de este domingo, si lograron su mortal objetivo, al ultimar a un ciclista, en uno de los andenes de la Central de Abastos y con este homicidio llegamos a 43 asesinatos en el mes de abril y, si las autoridades no logran detener ese vertiginoso alud podríamos sumar cincuenta ejecuciones, de ahí que es importante reforzar la vigilancia en horas de la noche y madrugada porque está visto que, cuando se incrementa la presencia de militares o policías, los presuntos delincuentes cambian sus tácticas y en vez de operar en el día lo hacen bajo las sombras de la noche o en la madrugada por lo que tropas castrenses tendrán que redoblar su presencia en cuanto se termine la luz del día. De otra forma, de nada servirá que se haya fortalecido el estado de fuerza con la llegada de los milites, además de que hay que tomar en cuenta, que cuando se ha cumplido con los recorridos de noche se han obtenido resultados con el aseguramiento de presuntos sicarios portando potentes fusiles, así que está de más decirlo, pero todo esfuerzo rinde frutos en esta lucha que sostienen contra el crimen. Esto, debe ser analizado por el comandante de la 4ta Zona Militar, General Héctor Francisco Morán González y el encargado del 60 Batallón de Infantería, Coronel Víctor Hugo Solís Trujillo, quienes coordinan operativos con corporaciones y otras instituciones armadas, en un afán por rescatar a Cajeme de las llamas de la violencia que pareciera que cada vez alcanzan más altura, de acuerdo al tenor de los acontecimientos. Hay que insistir que no solo se trata de cumplir con tareas de reconocimiento sino de inteligencia para ubicar los refugios de quienes constantemente trastocan la paz… CON LA CAPTURA de la célula criminal realizada el pasado jueves frente al fraccionamiento San Juan Capistrano, al poniente de Obregón, ahora falta que un grupo especial de investigadores de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) se aboque a resolver varios asesinatos que podrían tener en su haber, a decir de algunos policías ministeriales. Inclusive, se menciona que pudieran estar relacionados con la privación ilegal de la libertad del empleado de un expendio de cerveza del fraccionamiento Casa Blanca, al igual que la de su patrón. La primera sucedió el martes 30 de agosto y la otra, dos semanas más tarde. Hasta la fecha, se desconoce el paradero de ambos por lo que esos peligrosos entes tienen mucho que platicar porque se dice que ellos presuntamente deben conocer su paradero, esto, según imágenes que circulan de las armas que les recogieron, una de estas es muy similar a la que portaba uno de los dos individuos que se llevaron al joven Ramón Eduardo, de 28 años, radicado en el ejido Vicente Guerrero “El Portón”. En virtud de que hay que mucho que averiguar no se descarta que esta semana aterrice de la ciudad capital en este municipio un grupo especial de oficiales de la AMIC que podrían hacerse cargo de las pesquisas en cuestión, además de que el caso no puede quedarse en limbo de la indolencia y necesariamente tiene que ser indagado. Habrá que esperar en el devenir de las próximas horas que ocurre. No hay que olvidar que los temibles especímenes fueron atorados por infantes de Marina con el decidido apoyo de policías municipales que, una vez más sacaron la casta como lo han hecho en otros asuntos de alto impacto… MIENTRAS QUE los AMIC´S locales a cargo del comandante Ramsés Arce Fierro, esclarecieron el brutal asesinato del conocido comerciante abarrotero de la colonia Misión del Sol uno, José Mario B., de 68 años, a quien llamaban “Don Mario”, quien el mediodía del viernes 16 de septiembre fue hallado sin vida en uno de los pasillos de su casa con impresionantes heridas causadas con machete. El hombre era muy apreciado por su clientela e incluso semanas atrás había platicado que iba a comenzar a cerrar más temprano porque el ambiente de inseguridad era muy palpable y temía que lo fueran asaltar, lo dijo, sin imaginar que su trágico fin estaba próximo. El día que agentes ministeriales acudieron a tomar nota e iniciar las diligencias indagatorias, luego se percibió que ese crimen iba hacer resuelto en cuestión de días, ya que comenzaron a interrogar a dos que tres jóvenes con trazas de todo, menos de honesta forma de vivir y enseguida comenzó el vaivén de patrullas de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal y vaya que no se equivocaron vecinos con los que estuve dialogando sobre el tema. Justamente, ayer la FGJE divulgó mediante un comunicado que el presunto criminal de “Don Mario” ya estaba sentenciado a 25 años de prisión, aunque por la feroz atrocidad con la que le arrebató la vida de plano le salió muy barato. Igualmente quedó vinculado a proceso y bajo prisión preventiva un cómplice de él quien de manera similar debe alcanzar una condena similar. Aunque con ello no le van a devolver la vida al apreciado comerciante, a decir de habitantes de la calle Alborada y bulevar Misión del Sol uno, al menos los presuntos asesinos identificados como José de Jesús “El Cote” y Raúl Alexis, pagaran con varios años de prisión su execrable acción… ESTE LUNES, el destacamento local de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) tendrá nuevo titular en la persona de Alberto Vindiola Sánchez, quien anoche llegó para relevar a su homólogo, Jesús Antonio Cruz Facio, quien por quinta ocasión cumple con la encomienda conferida por sus superiores, después de que arribó aquí el 11 de junio pasado lo que indica que en esta ocasión permaneció tres meses y medio, logrando el aseguramiento de buscados objetivos criminales a quienes trasladó a la Fiscalía General de la República (FGR), de Hermosillo, ante su elevada peligrosidad, esto, en coordinación con personal militar con quien trabajó estrechamente, sumando también numerosos logros con la confiscación de armamento y drogas. Tanto soldados como estatales sacaron de circulación a buen número de narcomenudistas tanto en Villa Bonita como en las colonias Cajeme, Matías Méndez, Beltrones, Haciendas y el Campanario. Por lo pronto, el comandante Cruz Facio va a Hermosillo en espera de que el comisario general y coordinador estatal de la PESP, Roberto Leyva Lerma lo envíe a una nueva comisión al cumplir en Cajeme. No sabemos si Vindiola Sánchez provenga de Sonoyta donde estuvo comisionado un buen tiempo. Lo importante es que conoce el municipio muy bien y se da por descontado que habrá de estrechar su coordinación con los milites. Pronto, se sabrá… POR RUMBOS de la Jefatura de Policía Preventiva y Tránsito Municipal, quienes respondieron igualmente a la hora buena fueron el comandante del cuadrante uno, Roberto Carlos Catarino Hernández Morales y sus agentes Paolo Gutiérrez Corral y Norberto Hernández, quienes con el respaldo del Grupo de Investigaciones a cargo del comandante, Israel Martínez Domínguez y sus “bravos”, Roberto Valenzuela Jacobo y Jaime Eduardo García, aprehendieron a una pareja que lideraba a una banda de presuntos ladrones de autos que operaba en los alrededores del hospital del Seguro Social. De inicio, recobraron cinco automóviles birlados, pero las pesquisas continúan, así que más delante les tendré todos los detalles porque el tiempo apremia, pero luego seguimos, Dios mediante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: