Existen bebidas alcohólicas que cuentan con propiedades benéficas para la salud de las personas, como es el caso del tequila, que ayuda a bajar de peso y reducir la posibilidad de padecer osteoporosis, pero del otro lado de la moneda se encuentran todas aquellas bebidas que resultan perjudiciales en caso de que se consuman en exceso.

Una ingesta excesiva de bebidas alcohólicas no sólo crea la adicción conocida como alcoholismo, sino que afecta a las personas que cuentan con padecimientos crónicos como la gastritis, diabetes y hasta la hipertensión. En el caso de las personas que toman alcohol de forma casual, deben estar alerta ante estas bebidas.

3 bebidas alcohólicas más dañinas para tu salud

Cócteles o mezclas

¿Eres un fan de las ‘palomas’ o de las ‘piñas coladas’? Mezclar bebidas alcohólicas con otras bebidas, sobre todo energéticas o azucaradas, es lo peor que puedes hacer, debido a que contienen elevadas cantidades de azúcar, cafeína, taurina y otras sustancias que el organismo tiene que digerir al mismo tiempo que el alcohol.

Obesidad, diabetes e hipertensión son algunos de los posibles efectos que pueden tener esta clase de bebidas alcohólicas, sin importar sin son elaboradas con tequila o ron. A muy corto plazo, los cócteles suelen causar una mayor resaca, debido a que producen una mayor deshidratación en el cuerpo.

Licores y cremas

En este caso se trata de productos derivados de ciertas bebidas alcohólicas, como tequila o ron, que son elaborados con azúcares -como la sacarosa- y otros ingredientes, los cuales les hacen perder sus propiedades originales y aumentan el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Es mejor consumir los destilados en su presentación original, siempre y cuando, sea de forma moderada, por ejemplo: el ron ayuda a proteger las células cerebrales y retrasa el desarrollo de padecimientos como Alzheimer, de acuerdo con un estudio realizado por el Dr. David Friedman, experto en nutrición.

Bebidas adulteradas

Por obvias razones no se deben consumir esta clase de bebidas alcohólicas, las cuales causan efectos secundarios como: dolor de cabeza, vómito, dolores abdominales, sueño excesivo, mareo, vértigo, visión borrosa, convulsiones, dificultad para respirar; si no se trata de manera inmediata, puede ocasionar la muerte.

En México, antes de comprar una botella de alguna bebida alcohólica, las personas deben observar que tengan el marbete de Hacienda, un holograma sin daños, código de barras, entre otros. Asimismo, comprar cualquier producto en locales y comercios establecidos, jamás en el mercado informal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: