Así como se han modificado tantos artículos de la Constitución Mexicana, también debería legislarse para que los diputados y senadores puedan libremente tomar decisiones propias en los congresos locales y federales. Que cuando llegue a sus manos una iniciativa la analicen de acuerdo a su criterio venga de donde venga y la voten en las mismas circunstancias. Debería prohibirse el cabildeo de personajes de la política de los tres poderes de la nación y con ello evitar que los congresos se conviertan en una vendimia. Los diputados y senadores se deben al pueblo y por lo tanto deben votar a favor de los intereses del pueblo y no de su partido, ni del gobierno en turno. Debería de implementarse una ley donde quede estrictamente prohibido no solo ese cabildeo, sino también las presiones, las amenazas o los ofrecimientos de la naturaleza que sean, para que voten a favor de determinada iniciativa. Así cada diputado y cada legislador, haría sus propios análisis y tomaría su propia decisión, sin la obligación de obedecer a su pastor, el coordinador de las bancadas de cada partido que ni deberían existir. En esa forma el ganador sería el pueblo, porque a como hemos visto en los congresos, los diputados y senadores son obligados a votar por una iniciativa, les guste o no les guste, pero deben obedecer a su jefe mayor y eso no sirve, porque los congresos se convierten en un mercado de prebendas o en un infierno de amenazas que a veces se cumplen en contra de algún legislador, que por lo menos es linchado públicamente por votar o por no votar en contra o favor de determinada iniciativa. Claro que es una medida difícil de implementar, pero esos que se dicen transformadores de la nación, deberían de crear ese tipo de leyes, sin embargo, obvio que no lo harán porque golpea sus intereses. Y esto no es de ahora, esto ha venido sucediendo en toda la historia de los congresos. Si manda una iniciativa el señor presidente o el gobernador en turno, para los legisladores de donde proviene el jefe del ejecutivo estatal o federal, esa iniciativa es sagrada y hay que votar por ella sin moverles puntos ni comas porque se molesta el señor, y no les interesa si en esa iniciativa viene incluido quemar al país, la borregada vota por ella. Y otra, en el caso de los legisladores de los partidos de oposición la votan en contra, por el solo hecho de provenir de otro partido y no el de ellos, aunque sea buena, pero hay que votarla en contra, eso por supuesto que también está muy mal y degenera el papel del legislador que tanto nos cuesta a los mexicanos. Por eso repetimos, cada legislador debe tomar decisiones propias y no al estilo borregada…………. Vaya que salió a flote una contradicción al interior de Morena y esta no fue por el hackeo de las Guacamayas, sino en un escrito que hizo público la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del propio partido. Y es que en la celebración del reciente III Congreso Nacional Ordinario, llevado a cabo en la Ciudad de México, se estableció que quienes ostenten cargos de dirección en el partido, no deberán desempeñar puestos en ninguno de los tres niveles de gobierno, lo cual perjudica claramente a varios personajes de la política que conocemos. Solo por decirle algunos nombres tenemos a la “corcholata” consentida de AMLO, CLAUDIA SHEINBAUM PARDO y aquí localmente el alcalde CARLOS JAVIER LAMARQUE CANO quien tiene un alto cargo en el Consejo Estatal de Morena. No entendemos cómo es que se produjo esa decisión sabiendo que hay múltiples personajes incrustados en el gobierno y que a la vez tienen puestos de dirección en el partido. Seguramente algo anda mal en se sentido y habría que corregirle algo al documento que firma la presidenta de esa comisión EMA ELOISA VIVANCO ESQUIDE, porque incluso el propio gobernador ALFONSO DURAZO MONTAÑO, acaba de asumir la presidencia del Consejo Político Nacional de Morena, por eso llama la atención este escrito………….. Por ahí leíamos un análisis en las redes sociales que no suena tan descabellado y se trata de que la próxima candidatura a la presidencia municipal de Cajeme, huele a mujer, porque hay varias damas distinguidas que se mencionan, empezando con la actual rectora de ITESCA, PATRICIA PATIÑO FIERRO, una mujer a la que le sobra experiencia y criterio para sacar adelante esa tarea, porque ha desempeñado cargos a nivel nacional al lado del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y sin duda a Cajeme le iría bien con ella. Otra de las que se menciona es la diputada MARGARITA VELEZ DE MARISCAL, que fue presidenta del DIF en la pasada administración, lo cual no crea usted que le ayuda mucho, por el solo hecho de ser esposa de SERGIO PABLO MARISCAL ALVARADO, clasificado por la mayoría de los cajemenses, como el peor alcalde que haya tenido este municipio en su historia. De ahí nos vamos al nombre de SARA MARTÍNEZ DE TERESA que ya tuvo la experiencia de ser diputada local por el PAN, lo que no sabemos es que si sus intenciones sean lanzarse por ese mismo partido o por otro. Lo que sí sabemos es que se  le ve muy seguido por los rumbos de un comedero de la calle Miguel Alemán, propiedad del exalcalde JESÚS FÉLIX HOLGUÍN, que como su padrino político no estaría nada mal, porque ahí irían también en ese viaje otros personajes como su compadre SOSTENES VALENZUELA MILLER. Pero de ninguna manera descarte usted a una dama, que lo que sea de cada quien, en Cajeme, tiene su público, o mejor dicho su capital político y se llama ANABEL ACOSTA ISLAS, quien como todos sabemos cuenta con la experiencia de haber sido senadora de la República, al ser suplente de CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO, y asumió la titularidad de la senaduría cuando esta se fue a la gubernatura de Sonora. También sabido es que ella militaba en el casi difunto PRI, a donde renunció para adherirse a Morena, el partido en el poder hoy en día. Así que habría que esperar lo que digan los tomadores de decisiones en el momento indicado según los tiempos políticos. Pero ahí tiene usted los nombres de quienes de ninguna manera podemos descartar para la futura presidencia municipal de Cajeme…….. Y antes de terminar esta columna, le pediremos que adivine los nombres de conocidos priistas que le han estado insistiendo a Javier Lamarque, para cambiarse a Morena, pero este no los pela porque dicen que están más quemados que las cenizas. Incluso algunos cargan cierto activismo político, a manera de coqueteo a partido del color morado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: