Un juez de la localidad de Santa Clara, California, otorgó la libertad bajo fianza a Caín Velázquez, excampeón de la UFC que lleva un proceso judicial acusado de intento de asesinato y otros 10 cargos debido a supuesta portación ilegal de armas. 

El luchador debió pagar una fianza de 1 millón de dólares, aunque deberá ser monitoreado vía GPS, además de que deberá cumplir con diversos términos, entre los cuales sobresale estar alejado al menos 300 yardas de las presuntas víctimas Harry Goularte, Patricia Goularte y Paul Bender. 

“Este incidente es extremadamente grave, pero parece ser un comportamiento aislado del señor Velásquez.

También hay una defensa viable contra el calor de la pasión”, explicó el juez Arthur Bocanegra, quien de frente a Velásquez mencionó que no lo habría soltado si no estuviera convencido de que puede ser un peligro para los demandantes.

“Si eres un esposo y padre tan devoto, confío y debo creer que no pondrás en peligro nada que te aleje de tu hijo, tu hija, tu familia. Espero que no demuestres que estoy equivocado”, mencionó Bocanegra. 

Velásquez, que tiene 40 años, fue detenido y encarcelado a inicios de marzo señalado de haber disparado directo al auto en el que viajaba Goularte, quien a su vez era señalado por el gladiador por abusar sexualmente de su hijo de 4 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: