SE COMPLICA la situación de inseguridad que se respira en el entorno citadino del municipio de Cajeme, no solo por los incesantes ataques armados y asesinatos que siguen imparables, sino por el hallazgo de lo que parece ser un camposanto furtivo, que era utilizado por la delincuencia al poniente de Ciudad Obregón, en terrenos donde actualmente se construye un fraccionamiento, al oriente de la calle Kino. Más cerca de la calle Rodolfo Elías Calles que de la 300, como parte del ineludible desarrollo y crecimiento de la mancha urbana. Ciertamente son acontecimientos que generan un ambiente de temor entre las familias, no solo de ese sector sino del ámbito ciudadano, por lo que debe resultar preocupante desde el punto de vista que se le observe…HAY QUE DECIR que desde hace algún tiempo, el canal secundario que proviene de la colonia Villa Aurora que colinda con la colonia Torre de París y pasa frente a otro asentamiento denominado Las Brisas, así como por la parte posterior de una tienda Bodega Aurrerá y del complejo fiscal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), situado en calles 200 y Kino, había sido utilizado como tiradero de cadáveres. Unos aparecían dentro de la vía de agua y otros entre la maleza que ampliamente rodea la zona. Lo mismo eran dejados hombres y mujeres privados de la vida. Sin embargo, nadie se imaginó que esa área estaba convertida en un cementerio clandestino. Desde finales de noviembre hasta el sábado 3 de diciembre se habían localizado catorce restos humanos entre cadáveres y osamentas embolsadas. Por los vestigios hallados, el sábado, como son las prendas de vestir, se estima que al menos entre las víctimas podría estar una mujer. Personal forense y antropología de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), trabajan en el análisis de las piezas óseas para determinar las causas de su muerte y el tiempo que tenían de haber fallecido, así como el género al que pertenecían. Indudablemente que se trata de una tarea complicada para las autoridades investigadoras, después de que las preventivas y encargadas de la vigilancia de ese punto de la ciudad no cumplieron con su cometido. Descuidaron y no destinar la atención necesaria a ese sitio para evitar que emisarios de la muerte continuaran “sembrando” los cuerpos de sus víctimas. No se tuvo el cuidado indispensable y mucho menos realizaron recorridos disuasorios para inhibir semejantes acciones criminales, y ahora esto tendrá que ser motivo de amplias diligencias indagatorias para conocer las identidades de los fallecidos, que podrían tener seis, ocho y hasta diez meses que dejaron de existir, probablemente en violentas circunstancias. Por supuesto que ello se deriva de la falta de responsabilidad y del cumplimiento de un deber legal de la corporación cuya misión esencial es la prevención del delito, tarea que hace mucho tiempo no se cumple, debido al vacío de poder que existe en la institución. Esto es precisamente lo que los regidores del gobierno municipal deben exigir a los altos mandos del cuerpo policial, que se cumpla con la vigilancia, en todo el contexto, pero deplorablemente ni siquiera se toman la molestia de voltear hacia un tema del suyo delicado como es la inseguridad y mientras no lo hagan no podemos esperar que el panorama cambie y menos si se continúa utilizando mandos militares y no civiles como es primordial que se haga…POR LO PRONTO, la fiscal estatal, Claudia Indira Contreras Córdova, tiene otro enorme paquete en sus manos, al igual que el comandante local de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), Ramsés Arce Fierro, para empezar con la identificación de los occisos que suman más de una docena, aparte los que se encuentren posteriormente porque los colectivos Guerreras Buscadoras de Cajeme y Rastreadoras de Ciudad Obregón, se unieron en esa titánica tarea en esa misma zona, con el respaldo de elementos policíacos de los tres órdenes de gobierno, lo mismo que personal de la secretaria de la Marina y Guardia Nacional, como regularmente lo hacen…EN ESE MISMO plano solo habría que recordar lo que en su momento advirtió la líder de las Rastreadoras, Nora Alejandra Lira Muñoz, al referir que existe un buen número de personas desaparecidas en Ciudad Obregón y el Valle del Yaqui. Inclusive aludía que podría tratarse de una cifra superior a las quinientas gentes, de acuerdo a los registros que ellas como colectivo tienen en su inscripción, lo cual resulta horroroso en teoría. Hace tres años, cuando se hizo el hallazgo de los restos de 38 hombres, en un predio del ejido Mora Villalobos, Campo 29, se generó una conmoción no solo en la región sino en el plano nacional, ahora imagínense otro hallazgo de similar naturaleza en las márgenes del casco urbano, lo cual no sería absurdo, esto, de acuerdo al tenor de los acontecimientos. Algo está fallando y de manera estrepitosa en el aparato de seguridad pública. Por eso, resulta incomprensible y desatinado escuchar decir que los crímenes van a la baja, cuando en realidad no tienen idea de la cantidad de seres humanos que están desaparecidos y sepultados clandestinamente como los que se encontraron este sábado, así que, insistimos, calladitos se miran más bonitos…TRES EJECUCIONES más se cometieron el sábado ante el tibio desempeño de las fuerzas federales. No se ha entendido que militares, marinos, guardias nacionales y agentes federales de Conase, tienen que establecer una verdadera conjugación de esfuerzos no solo para disuadir, sino investigar y localizar los reductos de grupos criminales que ahora envían a sicarios a pie para cumplir su mortal cometido y después los recogen en vehículos. Por igual, siguen empleando motocicletas, muchas de estas son despojadas en su mayoría por menores de edad a repartidores de alimentos de las diversas plataformas digitales y después vendidas a la delincuencia. Evidentemente que los padres de esos imberbes se hacen los disimulados, pero aparecerán cuando alguno de ellos sea detenido para defenderlo. Alegarán que sus querubines son incapaces de cometer semejantes fechorías…DEBIDO A QUE el robo de livianas unidades es muy elevado, apremia que autoridades de todos los niveles de gobierno se aboquen a erradicar ese grave problema, mediante filtros de revisión en los que por igual deben intervenir agentes de Tránsito Municipal con el subjefe, Eliazar León Valenzuela al frente, y personal operativo de la Policía Preventiva, como se ha hecho en otras ocasiones y ha disminuido la incidencia delictiva al respecto, así que no está demás que personal de la soldadesca se sumen a estas acciones porque difícilmente se les escaparía alguno de ellos, más con el respaldo de agentes motorizados de la secretaria de Seguridad Pública Municipal…Y HABLANDO de presuntos ladrones que hacen de las suyas y tratan de refugiarse en su familia, el pasado fin de semana, elementos del grupo de Investigación Criminal de la Policía Municipal a cargo del comandante, Israel Martínez Domínguez, detuvieron a un sujeto que salió muy catrinamente de su domicilio, en la colonia Valle Verde, fajándose una pistola metálica. Supuestamente se dirigía a cometer otro más de sus varios asaltos, pero se le aparecieron los uniformados y aunque trató de huir hacia su vivienda no logró su objetivo. Después comenzó a gritarle a su mamá para que lo defendiera. El tipo aparece como presunto responsable de varios atracos a mano armada y todavía buscaba resguardarse en su madre a quien también deberían de investigar porque no se trata de un pequeñito sino de un sujeto de 32 años, pero suelen existir esos casos. En los negocios que asaltan son unas “fieras”, pero llega el momento en que el brazo de la justicia los alcanza y comienzan a gritarle a su mamá. Bonito caso!!! …VAYA BALCONEADA que dieron a policías que luchan por sus derechos laborales. De esto, les hablaré luego, Dios mediante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: