Dayan Lagarda / MO

La seguridad es un tema de suma importancia en los campos del Valle del Yaqui, debido a que, en épocas de siembra y cosecha, algunos productores son víctimas de robo en maquinaria, cultivos e insumos.

Al respecto, Abel Castro Grijalva, presidente de la Alianza Campesina del Noroeste (Alcano), señaló que mantienen un pacto con la Policía Estatal, para que se les brinde seguridad, pero aun así han sido víctimas de robo de maquinaria y otros productos necesarios para los cultivos.

Resaltó que, en días recientes, un camión de carga con 181 sacos de semillas de maíz y 60 de trigo fue robado, encontrando solo la unidad, mientras que del producto no se supo, poniendo en alerta a los agricultores de la zona.

“Es una pérdida económica fuerte, se logró localizar la unidad, pero de las semillas ya nada se supo”, lamentó.

De igual manera, explicó que existe preocupación entre los trabajadores, al ser fáciles blancos de algún atentado, pues ellos tienen que trabajar durante la noche y en lo solo, por lo que optan por no laborar, causando daños colaterales con los recursos naturales.

“Es un problema la inseguridad, incluso los regadores ya no quieren andar de noche por temor, lo que ocasiona que se desperdicie mucha agua, son afectaciones que nos deja la inseguridad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: