Luego de más de cuatro horas de penosa agonía, en los últimos minutos del miércoles murió el hombre que fue lesionado de un balazo por dos motosicarios en barrio “La Bomba”, en Cócorit

Quien dejó de existir y se convirtió en el ejecutado número 39 del mes de enero es José Loreto V. V., de 51 años.

Su deceso sobrevino a eso de las 23:50 horas, pese a que se hallaba bajo intensos cuidados médicos en el Hospital General.

El hombre fue agredido de un balazo en cadera izquierda, cuando uno de dos sujetos que abordaban una motocicleta dispararon hacia el interior de su vivienda ubicada en calle Constitución.

Mientras que los presuntos criminales huyeron, José Loreto fue auxiliado por una hermana, quien lo subió a un vehículo tipo pick up para trasladarlo a recibir atención médica.

Al circular sobre la California frente a Villa Bonita pidió apoyo a policías para que le abriera paso hasta el Hospital General.

Policías solicitaron el auxilio de paramédicos de Cruz Roja y estos lo socorrieron en calles Quintana Roo y Tetabiate.

Ahí lo transbordaron a una ambulancia para llevarlo al referido nosocomio donde a eso de las 23:50 horas dejó de existir.

Ello debido al impacto de bala que sufrió en la cadera y presumiblemente tocó órganos vitales lo que le provocó la muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: